miércoles, septiembre 23, 2020

Soy Guillermo Mosso. Tengo 54 años y un hijo en la universidad.  Me recibí de Contador Público en la UNC, donde comencé interesarme en la cosa pública. Allí formé parte del centro de estudiantes, fui consejero en mi Facultad y en el Rectorado. Gané una beca para conocer Holanda y España y decidí quedarme a vivir un año en Italia. Esa experiencia expandió mis inquietudes profesionales y culturales.

En mi trayectoria profesional – que podés consultar acá  – me desempeñé en el sector público como Director de Promoción Turística de la Provincia, Concejal de la Ciudad de Mendoza y como Síndico de la Sociedad de Transporte de Mendoza, la STM. En la actividad privada trabajé en ventas, marketing y gerenciamiento en sectores como turismo, call centers, medios de comunicación digitales y tecnologías de la información. Di clases en colegios secundarios, universidades públicas y privadas. Como consultor independiente, asesoro a comercios y empresas en proyectos de inversión y tecnología, además de dar cursos y capacitaciones sobre comunicación y marketing digital en la UNCUYO y la UChampagnat.

Descubrí que lo que más me apasiona es armar proyectos desde cero. Me enorgullece haber creado en 1992 el 1er Plan de Marketing Turístico de Mendoza y haber seleccionado y empleado a más de 150 personas en los dos call center que armé. Recuerdo la adrenalina y la pasión en los procesos de armado de los diarios Los Andes On Line (2000) y MDZ On Line (2007), interactuando con accionistas, técnicos y periodistas, con un enorme entusiasmo por ver en la red el resultado de un trabajo colectivo.

Soy un apasionado por la lectura,  el cine, la música, el fútbol y los asados entre amigos. Estoy afiliado al Partido Demócrata desde mis 18 años e hincho por Gimnasia, el Lobo del Parque desde niño, cuando fui su mascota.

Pero sobre todo me desvela Mendoza,  una  tierra que supo brindar cobijo a generaciones de inmigrantes que vinieron a esforzarse y progresar y hoy no genera  las oportunidades que  nuestros jóvenes necesitan. Quiero trabajar para eso.

 

Qué le pasa a Mendoza?

Qué le pasa a Mendoza?

La matriz  productiva de Mendoza está en su límite y sin diversificación.

La economía mendocina no genera los puestos de trabajo necesarios para los jóvenes que se incorporan a la vida laboral año a año.

El sistema educativo forma personas con capacidades y aptitudes para trabajos del siglo pasado cuando el mundo del trabajo se está transformando dramáticamente.

Mendoza perdió el espíritu emprendedor de tantos inmigrantes que impulsaron su crecimiento.

Esto es muy cierto, pero es solo una de las caras de la moneda.

En Mendoza hay grupos de jóvenes emprendedores en distintos áreas, que apuestan a su propios desarrollos, generan empleo y trabajan desde una nueva concepción social y ambiental.

Hay nuevos sectores que se incorporan a la vida económica y otros que han crecido y configuran la posibilidad de hacer más diverso y completo el esquema productivo mendocino.

También la provincia tiene una importante comunidad universitaria y una gran oferta educativa que son la plataforma necesaria para alinear la formación y capacitación de nuestros recursos humanos.

Quiero trabajar en lograr más y mejor empleo para nuestros jóvenes. Que sus inquietudes generen ideas, que éstas se transformen en proyectos y que éstos se conviertan en realidades. 

Te invito a sumarte